Hábitos de succión y como afectan los dientes de los niños

niño con chupon

Los padres y el común de la gente se preguntan ¿por qué un niño tiene el hábito de chuparse el dedo?Además, les preocupa cuánto tiempo podría un niño usar chupón o tomar en biberón sin que le  afecte el buen crecimiento de sus dientes.
La succión digital es un mal hábito que desarrollan algunos niños que succionan uno o más dedos de la mano. En éste, llamado también, hábito de chuparse el dedo (principalmente el pulgar) el niño hace que la parte digital de su dedo contacte con el paladar, el que termina por deformarse y, consecuentemente, lleva  a que muerda mal, se forme un paladar profundo, se le separen los dientes,defectos en el crecimiento de los maxilares, en el cierre de la boca (dando lugar a mordidas abiertas o cruzadas) y, distalización de la mandíbula (desplazamiento hacia posterior). Si lo hace hasta los 2 años (aunque algunos estudiosos opinan que hasta los 3), puede considerarse como algo común y hasta normal  que irá desapareciendo cuando aparecen los primeros dientes de leche y comienza la masticación.Pero si continúa después de esa edad, puede entonces afectar tanto la erupción de sus piezas dentales, como el desarrollo de sus maxilares y todo lo nombrado anteriormente. Ahora, si prosigue con la succión del dedo, ya podría considerarse esto,  un problema con serios perjuicios para su salud bucal, debiendo luego, visitar al odontopediatra, quien le colocará un aparato dentro de la boca para evitar que  el niño se introduzca  el dedo en la cavidad bucal.
Por otra parte, se dice que el hábito oral de la succión del dedo,que podría  observarse en el niño cuando está deprimido, aburrido o cansado, le da seguridad, bienestar y tranquilidad e incluso puede inducirlo al sueño.Por otro lado, se ha visto en las ecografías que, incluso antes de nacer, puede ejercer la succión, como un instinto natural, lo que le permite su alimentación materna.

caricatura de diente


No hay que desesperarse ni usar castigos o  palabras fuertes para tratar de eliminar el hábito de succión; se necesita pues, mucha paciencia por parte de los padres  u odontopediatras.
Acerca de la preocupación por el uso del biberón, observamos que también es necesario que lo deje antes de los 2 años, para evitar, además de los problemas que produce el hábito de succión,  la caries producida por el biberón  que puede  dañar el germen de los dientes permanentes. El origen de ese tipo de caries se produce por el azúcar que contiene la leche al estar en contacto durante mucho tiempo con el diente. Para evitar este tipo de caries es importante no  darle el biberón hasta que se quede dormido, y, más bien  ponerle agua cuando se vaya a dormir.
Existen estudiosos que opinan que  la lactancia con biberón podría ser  causante del hábito de succión o chuparse el dedo, por ser  más corto el tiempo  y el niño no tiene que esforzarse mucho.
También, es importante informar sobre el uso del chupón (no más de  2 años), lo que no debe cambiarse por el hábito de la succión del dedo.  El uso del chupón es un hábito que se puede hacer desaparecer solo quitándoselo, en cambio esto no sucede con el dedo.